25 de abril de 2010

EDUKADORES

-Además hay muchas personas que solo son felices comprándose cosas nuevas constantemente…
-¿Felices? ¿Cree que son felices? Fíjese mire a su alrededor, bájese de su coche de empresa, y camine por la calle. ¿Parece feliz alguien? ¿O parecen más bien animales asustados…?
Mire a la gente sentada en sus cuartos de estar todos pegados a la tele, escuchando a elegantes zombis que hablan de una felicidad que ni siquiera conocen…
Conduzca por la ciudad. Verá suciedad, superpoblación, masas en los grandes almacenes, arriba y abajo… como robots en las escaleras mecánicas, nadie conoce a nadie… creen que la felicidad esta al alcance de su mano, pero es inalcanzable, porque ustedes se la robaron.
Las enfermedades mentales aumentan cada día que pasa; asesinos en serie, personas destrozadas, violencia sin sentido.
No pueden alinearlos con concursos y consumismo, y los antidepresivos no darán resultado eternamente. La gente está harta de este sistema de mierda.




Del film Los Edukadores (de Hans Weingarther)

2 comentarios:

Max dijo...

Y mientras tanto, el ínfimo animal se azota contra el color, se golpea la cabeza contra el ámbar cenagoso, el cual no atisba poseer ni un átomo de oxígeno. Se golpea el tórax y el resplandor le arroja hacia el imperio de la guerra interior, donde bajo el silencio queda la niebla y la noche.

Perséfone dijo...

brutal... :)